Como tus grandes expertos en la venta de productos de limpieza en Madrid sabemos que liberarse de las tareas de limpieza es sin duda uno de los anhelos de cualquier persona, para ello lo más interesante es contar con los servicios de una buena empresa de limpieza y así dejamos en manos de profesionales esta pesada carga que tan poco suele gustarnos.

Este tipo de profesionales se toman muy en serio la seguridad e higiene en el trabajo, por lo que es siempre conveniente seguir unas pautas básicas que nos haga evitar un accidente. El uso de productos químicos agresivos puede provocar reacciones imprevistas que nos haga sufrir alguna intoxicación. Hoy damos unas pautas muy útiles a la hora de usar estos productos.

El desconocimiento ha hecho que desde siempre se tiendan a mezclar dos o más productos de limpieza, con la creencia que se combinan sus efectos y son todavía más potentes. Nada más alejado de la realidad, al mezclar estos productos solemos anular sus efectos, sin embargo estamos potenciando que se generen vapores tóxicos. Por ejemplo, nunca hemos de mezclar cualquier lejía con algún limpiador de base ácida, como aquellos que llevan vinagre. Tampoco son recomendables las mezclas de lejía y amoníaco.

Tampoco podemos mezclar productos distintos, simplemente hay que seguir las indicaciones del fabricante y diluirlos en agua si es preciso. A la hora de realizar cualquier limpieza, manteniendo siempre ventiladas las estancias, evitaremos la acumulación de aromas y de vapores tóxicos en caso de producirse. Nunca se pueden utilizar los productos de limpieza con agua muy caliente, pierden su eficacia y el vapor se carga de sustancias en suspensión como el cloro, en el caso de la lejía.

Así las cosas con Val Servicios lo tienes todo muy fácil porque nos podemos ocupar de la limpieza profesional de todo tipo de espacios y además ofrecemos servicios de venta de productos de limpieza en Madrid. Somos profesionales de la limpieza y hacemos un uso adecuado de nuestros productos. Somos la solución más adecuada a todas tus necesidades de higiene doméstica, comunitaria o industrial.